La razón

Das la vuelta como si nada
No me fulminas con un adiós
No me regalas una mirada
Ni me liberas con la razón

Puedo vivir sin tu beso
Ser objeto de tu odio
Blanco de tu desprecio
Puedo vivir sin tu anhelo

Solo te pido un deseo
Que me regales la explicación
¿Qué hice para perderte?
¿Porque debo pedir perdón?

A tus pies dejo mi corazón
Sin saber porqué te marchas
Sin poder pedir el perdón
Y sin conocer mis faltas

2 comentarios en “La razón

  1. Neto, felicidades, me gusta bastante. Increíble como
    mantiene el tema durante toda la poesía sin desviarse.
    Entiendo que la razón está disponible para el que la busque, ella no desprecia a nadie, pero tampoco tiene preferencias, obtenerla es cuestión de actitud.

    Tener la razón es siempre bueno, pero no tenerla podría ser peor que peligroso, claro está que las excepciones existen, hay gente que no se preocupa por tenerla, viven sin ella y sin añorar poseerla.
    Sin lugar a duda la respuesta de su pregunta la sabremos cuando tengamos “la razón”
    Y tener siempre la razón es cuestión de sabiduría y experiencia, que van de la mano y creciendo con el tiempo.
    Un abrazo, amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s