Noche cualquiera

En una noche cualquiera, soñó que se curaba, soñó que no moría
soñó que aun existía la esperanza de una sonrisa.
Ya fuera verdadera, ya fuera fingida.
El niño soñó que aún podía abrazar, soñó que podía escuchar
la dulce voz de la felicidad escurriéndose tras la rendija de la puerta
y susurrando: venga, venga para una cosita.
Y despertó, lo golpeó el sol al pasar la cortina
y el niño soñó, soñó una vez más
soñó despierto, soñó que dormía.

Un comentario en “Noche cualquiera

  1. Angie Gómez Víquez

    Este también me gusta mucho:) … Lo he leído varias veces ya y cada vez me gusta más… De verdad tiene talento, espero que siga trabajando en desarrollar esa maravillosa habilidad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s