Primicia, la maldita primicia.

"Corte no dio aval a actuación policial. Luis Paulino Mora aclaró ayer que la Corte Plena no ha avalado la actuación del OIJ y del Ministerio Público, como lo informó La Nación en la edición del miércoles anterior."
http://www.nacion.com/2010-04-16/Sucesos/FotoVideoDestacado/Sucesos2336319.aspx 
Ésta mini-nota de arriba la pueden buscar escondida en la columna de la derecha. Bien escondida para que nadie la encuentre y se de cuenta que lo que había publicado La Nación fue desmentido. Y esto es tema acabado pero ya me harte de tener que oír tanta cháchara acerca de la U y de "los vagos de la U", sin detenerse a leer la letra pequeña. 
Me opongo a la violencia, pero me opongo igual a herir en una opinión por opinar a la ligera, como el hecho de referirse a la Universidad de Costa Rica como "nido de ladrones".  
En la U, algunos grupos estudiantiles deben cuidarse y limpiarse de dirigentes nocivos que sirven en bandeja de plata los escándalos para preparar el festín mediático. No me importan los eternos detractores de la U que de cualquier manera encontrarán formas de atacar y ofender.   Pero debe cuidarse la sociedad costarricense de verse guiada por otros lideres igualmente nocivos, esos medios sedientos de primicia, de escándalo y de sangre, esos que quitan y ponen en el deporte, en la política y en la ley. Esos en los que la verdad ocupa un segundo y hasta un tercer lugar para dar paso a la novedad y cuyas planas están cargadas de intereses y fuerzas externas. 
Al final del día somos todos costarricenses, jurisdicciones aparte, de las que poco entiendo y por lo tanto me niego a emitir un juicio.

Cansado del amarillo

“"Además de eso, Rueda trató de darse a la fuga, situación que evitaron varios vecinos de la localidad y un policía. Era lógico en ese momento pensar que a la figura pública había que lincharlo por su inhumano comportamiento.”

Esta es una de las frases con las que se expresa un periodista de diario extra refiriéndose al accidente del presentador Alejandro Rueda.

Finalmente el presentador no solo no estaba borracho, sino que estaba enfermo. Pero desgraciadamente para los vecinos y periodistas es mejor atacar primero y preguntar después.

Y no tiene nada que ver con diario extra, porque la periodista de Teletica también termina su nota diciendo: los mantendremos al tanto del resultado de la prueba de alcohol, lo que no deja de sorprender, ya que habían cuatro personas en estado de gravedad de las cuales se olvidó completamente mientras olfateaba el posible chisme.

Es de esperar que las personas reaccionen prematura y equivocadamente si los encargados de informar y educar como son los periodistas transmiten un mensaje tan distorsionado.

La generalización no solo es odiosa sino casi siempre equivocada, y por eso no me refiero a los profesionales de la comunicación en general, es mas perjudicial la dinámica comun que se viene produciendo en los medios de comunicacion mas populares, en la que el elemento mas valioso sobre todo otro elemento, incluso la verdad, es la primicia.

Para muestra un botón, a un periodista deportivo le reclamé sobre una noticia en la que publicaron la destitución de un técnico de futbol, ya que al momento de la noticia la destitución no habia ocurrido, a lo que el señor respondió tener muy buenas fuentes para saber que eso iba a ocurrir tarde o temprano. “Tiempo al tiempo, don Ernesto”, me dijo.

No dejo de preguntarme desde cuando se hizo popular la verdad post-fechada. Si me invento una noticia hoy y de casualidad mañana sucede, ¿Quiere esto decir que dije verdad?.

Esta filosofía de tiempo al tiempo creo yo, intenta convertir a la vida en una carrera de caballos y el periodista pasó de ser el relator a ser un apostador más.

Periodismo

Yo no se nada de periodismo, no soy periodista. Pero no quiere decir que no sepa distinguir de un artículo valioso y útil a un poco de frases sin razón ni objetivo para cumplir la cantidad de letras exigidas para cobrar el salario.

 

Este pequeño post lo escribo después de leer este artículo:

http://www.aldia.cr/ad_ee/2009/febrero/25/ovacion1885740.html

No es porque sea que hablen de Liga, Saprisa o quien quiera. Ni si quiera es solo lo que tiene que ver con deportes. Es porque los artículos son intrascendentes y malintencionados. La prensa alrededor del mundo se ha atribuido la facultad de perseguir y destituir o nombrar desde los jugadores de un equipo de fútbol hasta un presidente.

No le doy a don Antonio Alfaro tanto crédito, el simplemente se acostumbró a este estilo y escribe estos artículos insulsos porque es el estilo del periodismo nacional.

Y no es defender a los equipos, la política de contratación de la liga deja muchas dudas con algunos extranjeros, hay algunos que son una bolsa y no se puede engañar a la gente con eso.

Lo que molesta es la palabra fácil y tonta de algunos que ayer nombraban a Andy Furtado el mejor del mundo por hacer dos goles en un partido, tachaban de genio a Hugo Herrera por clasificar a una final y hoy se los comen vivos y hacen cuestionamientos superficiales.

Es esa la palabra clave: superficial. Parece que a los periodistas les da pereza leer, caminar e investigar para presentar un trabajo jugoso e interesante y no un montón de preguntas tontas que a falta de una respuesta del entrevistado inventan ellos mismos la forma de responder con un repugnante doble sentido.

El luto

Recientemente recibí un correo acerca del terremoto en Poás (Costa Rica), en el que murieron varias personas y algunos cientos perdieron sus hogares. Una tragedia por donde se mire.

El correo básicamente critica, condena las famosas fiestas de Palmares que se realizan siempre en nuestro país. Empiezo por decir que no voy a estas fiestas y que el correo es similar a otros mensajes y propagandas que circulan por la red. La idea en general es que tales fiestas no se deberían celebrar, y presenta una serie de argumentos, válidos (por lo menos para quien escribe el correo por supuesto).

Me pone a pensar en ese luto que se nos insta a guardar, y la manera en que se critica la humanidad o la sensibilidad de los que se van a ir de fiesta. Y no deja de parecerme un esfuerzo un poco esteril. Creo yo que el luto es un acto de dolor, es un periodo en el que uno se guarda de hacer ciertas cosas para no insultar de alguna forma a aquellos cercanos a los difuntos.Uno guarda luto porque le duele o porque siente alguna empatía por los dolientes.

En este caso, no creo que sea así. Creanme cuando les digo que a los desgraciados que sufrieron las consecuencias de esta catástrofe no les podría importar menos si Pablito o Anita van o no a bailar reggaeton a Palmares.

No se si logro ser bien interpretado, el caso es que si uno se abstiene o no de hacer alguna cosa es por que como seres humanos que parecemos ser, lamentamos lo que pasó y hay algo en uno que se rompe de alguna forma y que toma tiempo reparar.

De alguna forma, si hubiera que reprochar, o si alguno de nosotros tuviera la posición de reprochar a otro ser humano algo en esta situacion, sería entonces su falta de humanidad o de sensibilidad. Pero a fin de cuentas cada cual es tan humano y tan sensible como es.

Siento que no se puede hurgar suficientemente profundo en el alma del ser humano para tachar a medio país de irrespetuoso, insensible e indiferente basados en quien va a no a las fiestas de Palmares. Porque si a alguno, creo al común de nosotros vienen mañana a regalarnos un paseo de un mes a Europa, probablemente no lo consideremos tan irrespetuoso como Palmares.

En conclusión, no creo que nadie piense abiertamente: “voy a ir o a hacer esto, y no me importa lo que acaba de pasar”, simplemente es que ya sea en una semana o en un año, cada uno de nosotros va a empezar a dejar de sentir miedo y tristeza y seguirá con su vida y debemos rezar porque incluso aquellos mas afectados puedan tarde o temprano hacer lo mismo.

Si alguien fuera en serio insensible al dolor ajeno (imposible de saber), inclusive entonces no sería una razon para despreciarlo, que en todo caso lo que despierta es un poco de compasión.