A cambio

Mis viejas letras se fueron
enredadas en tu pelo.
Tus ojos avellanados
se han llevado mis versos

No malentiendas, te quiero.
Aquello que nunca tuve
aquello que nunca he sido,
por tí, dejaría de serlo

A cambio te pido tu beso,
el más bello de los cuentos
y esa pequeña sonrisa,
la mejor de las poesías.

La felicidad

Hoy su boca se abre, sonríe.

La mía,  traidora,  cual espejo, le sigue.

Ya no soy quien fui, ni quiero.

No se estar feliz, o si debo.

 

Ya casi no escribo, ya casi no puedo.

La felicidad, una fiera al acecho,

la musas silentes huyendo.

Yo callado  las veo irse, las dejo.

2010

Adiós traicionero
maldito verano,
el peor,
el extraño.

Quedaron marcados
tu furia, tu pecado,
tu deuda,
tu saldo.

Adiós, salamero.
Fueron tus flores
paliativos pobres,
del triste febrero.

Adiós verano
adiós besos,
adiós año.

Aún te quiero.

Bendito recuerdo

 

Escuché una canción
Te pensé

Un beso viejo y amarillento
revolcado de un cajón
descubrió tu olor,
me apuñaló

Maldita canción,
maldita foto.
Maldito el amor que no muere,
que avanza, que se hace nostalgia
que vuelve

Bendito tu olor,
el dolor que provoca.
Bendito el nítido rostro que dibuja,
bendita faz en la roca.
Bendito aroma.

Melancolía y Soledad

 

Algunas veces taciturna
entre las sombras de la cortina
se escabulle  en la penumbra
una maldita melancolía

En una vieja foto,
en un recuerdo amarillento
o en los sueños remotos
asoma un triste recuerdo

y vuelvo a pensarte
me obligo a matar el tiempo,
llenarlo con trivialidades
y maldigo la ausencia de tus besos

Y en viejas canciones
de amores inciertos
finalmente encuentro
tan añorado sueño

Hoy será Morfeo
que como todas las noches
acallara los lamentos
con ardientes pesadillas
tan feroces e inofensivas
como viejas cicatrices
de mis mas nuevas heridas

Se ha colado por la ventana
la vieja Melancolía
y anunciando tempestad
la sigue como arrastrada
su hermana Soledad.

Un beso pequeño

Y porque será amor,
Que aunque te vas sin decir palabra
Y cruzas los campos sin mí,
A encontrarte con otro amor,
Te sigo esperando al alba,
Esperando como siempre,
Un beso pequeño y tierno,
Que me ilumina el corazón
Y me acalla la razón.

Que tus miradas indiferentes
Y tus gestos de desprecio
Son mi mayor anhelo,
Porque aquel beso pequeño,
Que aunque es todo lo que tengo,
Compensa tus horas de ausencia
Y ahuyenta la soledad

Sera mi amor que te quiero,
O que tontamente espero
Que algún día o que algún beso
Algún beso pequeño
Puedan ser mis fantasías
Tan verdades como el cielo.